Etiquetas

, , , , , , ,

El entorno diario no es el mejor para mantener la silueta, lo sabemos. Nos pasamos el día sentadas, frente a un ordenador, y la distancia más larga que caminamos es de nuestro sitio a por el café, o de nuestro sitio a los servicios… ¡y vuelta a empezar!

Procuramos utilizar sacarina o edulcorante, ‘comer tuppers’ saludables, recurrir a las piezas de fruta a media mañana… pero eso no es suficiente. Mantenerse en forma, cuando a penas disponemos de horario después de trabajar, no es imposible y en Wallstriz, te damos las claves.

1. Camina ‘a paso ligero’. No significa que te tengas que preparar para una maratón, ni que seas más fugaz que el metro del suburbano, pero tampoco que lleves una actitud ‘contemplativa’ por la calle. Agiliza tus pies siempre que el calzado te lo permita, mantendrás piernas y glúteos tonificados.

2. Deja pasar el ascensor. Es un clásico, sube todos los escalones se te pongan por delante. Adóptalo como rutina, transcurrido un tiempo, a penas te costará hacerlo y te sentirás mucho mejor. Equivale a cualquier sesión de steps de cualquier gimnasio.

3. Circulación activa. Permanecer de forma ‘sedentaria’ durante largos periodos de tiempo, no es bueno. Busca alguna excusa para levantarte (5 minutos cada hora) bien para rellenar la botella de agua, o para ir al servicio… y aprovecha el descanso de la hora de la comida para oxigenar cuerpo y mente.

4. Libera tensión. ‘Descárgala’ de hombros y cuello con sencillos movimientos, de los que haríamos estirando tras una jornada de gym. Primero a un lado, y después hacia el otro. Evita hacerlos brúscamente para no conseguir el efecto contrario o los indeseados ‘tirones’.

5. Hidratación. El agua es el elemnto clave, y no sólo porque ayuda a prevenir la celulitis y mantiene nuestro rostro, y resto del cuerpo, con su elasticidad natural, ¡no!, sino porque el agua optimiza los tiempos de reacción y la concentración durante el esfuerzo. Es más, tomar agua incrementa y mejora la quema de calorías durante el día como si de un combustible se tratara para alcanzar con éxito ese proceso.

¿Te parece complicado poner en práctica esos 5 puntos? ¿A qué no? Pues intentad ponerlos en práctica y seguro que muy pronto, os sentiréis mejor con vosotras mismas.

xoxo

¡Feliz martes!