Etiquetas

, , , , , , , , ,

El ‘elemento clave’, común en uniformes, trajes de vestir y looks de oficinas. La camisa blanca es socorrida, multiusos, camaleónica, elegante, atemporal necesaria… y por tanto, BÁSICA en nuestro armario.

Merece un puesto de honor en el podium de imprescindibles. Tras los black pants, hemos decidido dedicar el post de hoy a recoger las últimas tendencias en white shirts. ¡No os asustéis! hoy día estas camisas nada tienen que ver con las que llevábamos de pequeñas con nuestros uniformes, o nuestros padres con sus trajes.

¿Tenéis las vuestras? Nosotras sí, nunca se sabe cuando las vamos a tener que utilizar ya que hay veces que las ocasiones/eventos/reuniones más formales las requieren. Como todo, también las firmas las han adaptado a las últimas tendencias: con cuello metálico, contraste de color o tejidos, estampados de animales, brocados, transparencias, tachuelas… un ejemplo claro de que los clásicos NO tienen que ser aburridos y también se reinventan.

La selección Wallstriz incluye modelos para todos los gustos. ¿Con cuál os quedáis?

1 y 2 Asos 3 Cortefiel 4 y 5 El Corte Inglés  6 Massimo Dutti

No pretendemos copiar los anuncios de la tv pero, ¿sabéis cómo mantener vuestras prendas blancas TAN BLANCAS como cuando las comprastéis? os dejamos unos truquillos caseros que no fallan y que nuestras abuelas practicaban.

La clave está en los limones

1. Cada 15 días deja en remojo durante unas cuantas horas la/las prenda/s blancas con detergente natural, un puñado de sal y el jugo de dos limones.

2. Si queréis blanquear cositas más pequeñas, como calcetines, coloca el jugo de medio limón por calcetín que quieras blanquear y mételo a la lavadora con el resto de prendas blancas, además de blanquear el calcetín, conseguirás limpiar y blanquear más las otras prendas que estén en el lavarropas.

3. Después de lavar las camisas o blusas, y deseas blanquearlas, prueba con ponerlas en remojo durante unos minutos con agua oxigenada y unas gotitas de amoniaco. Luego enjuagar bien para quitar el olor a amoniaco y lávalas nuevamente con el programa normal.

4. Si la prenda es de lana blanca, el lavado tiene que ser con agua fría y con detergente, si es posible cómpralo específico para prendas delicadas, cuando lo enjuagues añade al agua tres cucharadas soperas de agua oxigenada.

¿Conocéis algún truquito de “la abuela” que queráis compartir con nosotras?

xoxo

Feliz juernes😉